Triada de Voces en CECATUR: Aciertos y Desaciertos

triada-de-voces

El concierto “Triada de Voces” que ofrecieron las cantantes locales Kharla Barragán, Conny Celis y Perla Alarcón en el auditorio CECATUR el viernes, 27 de Septiembre de 2013 con motivo de la celebración del segundo aniversario de Cartelera Escénica, ofreció una velada llena buenas intenciones, aciertos y desaciertos. Durante la velada, cada una de las cantantes subió al escenario para ofrecer al público—que llenó el teatro a unas dos terceras partes de su capacidad total—una probadita de su propio estilo y personalidad.

La primera en presentarse fue Kharla Barragán, quien subió al escenario acompañada de un coro de cinco vocalistas y su propia guitarra acústica. ¡Qué excelente configuración! Imagínense ustedes, por un momento, a su vocalista favorito, tomando un escenario para ejecutar un set acústico, acompañado únicamente por su guitarra y cinco voces. La idea parecía deliciosa. La ejecución, no lo fue tanto. Barragán tiene muy bien resuelta su destreza vocal, la cual aprovechó al máximo para entregar al público baladas de amor y desamor de autores conocidos y de su propia autoría. Desafortunadamente no se puede decir lo mismo de los cinco vocalistas en escena, cuyos talentos—debido a los escuetos arreglos musicales que interpretaron—no fueron aprovechados al máximo. Entre ellos y el público se encontraban dos micrófonos diseñados para uso individual (no para compartir en grupos de dos o tres cantantes a la vez) los cuales no nos ayudaron a escuchar sus armonías debidamente, a pesar de los mejores intentos del ingeniero de sonido, Paco Mijangos, de lograr una mezcla de audio adecuada para la presentación.

Quizás el reto escénico más considerable que afrontó Barragán fue su propia guitarra. Y para entender este concepto basta conocer un poco de teoría musical. A través de sus seis cuerdas, siempre afinadas para tocar seis notas musicales diferentes, el ejecutante puede crear una infinidad de armonías diferentes en la guitarra, colocando sus dedos en múltiples posiciones sobre su mástil (les dicen pisadas), modificando la longitud de las cuerdas, y así cambiando la nota musical que suena cuando vibran. Si una cuerda no es presionada, siempre sonará igual, a menos que el ejecutante no la toque. ¿Qué sucede con la cantante? Muchas de sus pisadas no incluían las dos cuerdas mas graves de su guitarra (mi y la, para los que saben) de tal manera que casi todos sus acordes sonaban igual al incluírlas cuando tocaba. Por ende, todas sus canciones sonaban igual. Qué diferente hubiera sido la experiencia, si la cantante hubiera delegado el instrumento a un músico más capacitado, para así entregarse a su canto de lleno, y posiblemente para crear arreglos vocales más creativos para sus vocalistas.

A Conny Celis hay que agradecerle el aplomo con el cual se incorporó a este proyecto musical. Con pocas semanas de anticipación, Camila Aguirre, la vocalista original del proyecto, anunció su partida de Puerto Vallarta, para continuar con su proyecto personal y profesional con su familia en otro país. Fue ella misma quien sugirió a Celis como substituto para el concierto. Gracias a la colaboración musical con Tatehuari, el conocido trío de guitarras flamencas y bajo de La Cruz de Huanacaxtle, Celis pudo hacer al público testigo de su talento, a través de interpretaciones musicales entre las cuales destacó la desgarradora Paloma Negra de Tomás Méndez que en manos de Tatehuari, se convirtió en un rítmico vals flamenco. Conociendo la destreza técnica y dedicación de su guitarrista principal, Esaú Galván, fue un tanto sorprendente el notar que no aprovechó con mas placer la infinidad de oportunidades musicales en el repertorio de Celis, en las cuales podría haber improvisado con su guitarra aún más, creando así un diálogo más cohesivo entre el ensamble musical y la vocalista.

Dicha cohesión fue aparente cuando subió al escenario Perla Alarcón, quien conoce a los integrantes de Tatehuari desde su infancia y con quienes ha compartido el escenario infinidad de veces. Siempre es un placer escuchar músicos que cuentan con una larga historia colaborando juntos, aquellos que pueden tomar de su repertorio cualquier pieza y tocarla “con los ojos cerrados”. Al mismo tiempo, corren el peligro de acomodarse tanto con el repertorio que éste pierde su originalidad. Al igual que algunos artistas visuales de Puerto Vallarta que develan sus mismas pinturas una y otra vez en diversos lugares de la ciudad (en vez de develar obra nueva), Alarcón tiene ya algo de tiempo ejecutando el mismo repertorio de su producción discográfica. Citando el título de una de sus propias canciones, “Yo No Siento lo Mismo,” habiéndola escuchado por lo menos ya tres veces cantar la misma canción anteriormente. ¡Es comprensible, entonces, que la gente no quiera ir a escuchar más música en vivo creada por talento local, si van a tocar y cantar las mismas canciones una y otra vez! Con el talento vocal de Alarcón, estamos listos, ya, para escuchar nuevas interpretaciones, y seguros de que con su voz, logrará cautivar al público una y otra vez.

La noche cerró con canciones interpretadas por las tres vocalistas juntas. La falta de ensayo fue aparente (especialmente al intentar cantar en armonía), así como la importante planeación de la velada entera como un proyecto musical íntegro con cadencia e identidad propia, la cual solamente hubiera podido ser visualizada por un director artístico. Dicha persona podría intervenir el proceso creativo durante la etapa de ensayos, y así ayudar a concebir un proyecto con mayor impacto dramático, ayudando así a cada una de las vocalistas a florecer, tanto en su propia intervención, así como en la intervención compartida.

Como suele suceder, dos frecuentes invitados también hicieron lamentable acto de presencia en la velada: los fotógrafos de prensa que descaradamente distraen al público y al talento en el escenario tomando fotos con flash a media canción (hay cámaras y lentes especializados que no requieren flash) y los representantes gubernamentales, quienes insisten en recordarnos el nombre del alcalde cada vez que les es posible hacerlo. Su patrocinio y apoyo promocional es de agradecerse, pero no en el escenario, como parte de un espectáculo musical.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s